Operación #PaellaEmoji o cómo una receta une un pueblo

Operacion-paellaemoji

Una causa, una propuesta, un viaje, un documental y un concepto: un emoji que nos una a todos, el #PaellaEmoji.

Hoy os traemos una campaña que nos a tocado la patata. Que ha sabido llegar, de un modo directo y con humor, a todo valenciano que alguna vez ha comido un paella. Y eso podríamos decir que es el 99,9999% de los valencianos.

Pero antes de entrar a explicaros lo que es #PaellaEmoji y como se convirtió en una campaña, tenemos que ir mucho más atrás. Tenemos que viajar al 16 y 17 de diciembre de 2014. Cuando ese hashtag, #PaellaEmoji, no era aún tal, sino que era #PaellaEmoticon.

Operacion-paellaemoji

El día 16 de diciembre se lanzó un Change.org con un llamamiento a todos los valencianos. Era una petición de firma para conseguir que el icono de la paella estuviera dentro del whatsapp, la conocida aplicación de mensajería instantánea que tan de moda está en España.

Para apoyar esta causa, Eugeny Alemany grabó un video donde nos instaba a firmarlo y a compartir la propuesta.

Así, de pronto, #PaellaEmoticon fue tendencia y las redes sociales se prendieron fuego, de leña de romeret. Por primera vez, el pueblo valenciano estaba unido en una cosa: querían tener la paella como icono para sus conversaciones.

A los que nos leéis más allá de España, comentaros que València, la Comunitat Valenciana, o sencillamente la Terreta, como me gusta llamarla a mi, es un comunidad de España, con unas características concretas. Somos abiertos, exagerados, muy amigables… pero a la vez somos muy dejados y es conocido por todos que nunca nos ponemos de acuerdo en nuestros asuntos. Desde nuestro idioma oficial, a las políticas pasando por cualquier cosa absurda que se nos pase por delante. Pero solo hay algo que normalmente tenemos claro, y es como és una autentica paella valenciana. Por que sí, la paella procede de nuestras tierras. Y nada más claro que Wikipaella, iniciativa creada para el reconocimiento de las verdaderas paellas y para desprestigiar a esos arroces con cosas que nos venden más allá de nuestras fronteras.

imagen de @josepoiderImagen de @josepoider

Así que de pronto, todo valenciano se siente identificado con esta petición. Algo que va más allá. Se plantea de forma seria que se consiga este propósito: añadir un emoticono, o como rectifican después, un emoji en el whatsapp.

Pero antes de este pequeño cambio de concepto emotico/emoji ocurre algo importante. De pronto una marca de arroz, archiconocida en la Terreta, llamada Arroz La Fallera (con su nombre claramente valenciano xD) se pone, un mes después del lanzamiento del charge.org, en contacto con Eugeni, y se plantea de un manera real viajar a Sillicon Valley a realizar de verdad este hito de realce de cultura valenciana.

Operacion-paellaemoji

Y al final Arroz La Fallera consigue que Eugeni vaya a EEUU, más concretamente a San Francisco.

Operacion-paellaemoji

Ahí empieza la aventura. Eugeni Alemany nos va contando su viaje en primera persona, creando una serie de videoblogs que va subiendo a tiempo real, y donde podemos ver como intenta llegar hasta los más arriba para ver como se puede al añadir el icono.

La verdad es que fueron unos vídeos muy divertidos. Pero faltaba algo. Pasaron las semanas y no sabíamos que había sido de Eugeni. Nos faltaba la conclusión. ¿Acaso los norteamericanos habían acabado con las ilusiones de los valencianos? Hasta que a principios de marzo Arroz la Fallera nos sorprende con un documental, dividido en 3 capítulos y un epílogo, donde vemos toda la aventura de Eugeni para intentar reunirse con los creadores de Whatsapp y que le lleva a visitar Apple, Google y acabar hablando con los jefes de toda esta movida de los emojis, la organización de UniCode.

Ahora mismo se ha hecho una petición oficial para que el #PaellaEmoji entre dentro de la siguiente remesa de emojis y así, poder tener este símbolo tan nuestro en todo el mundo. Porque no afectaría solo a Whatsapps, afectaría a todo dispositivo que fuera compatible con emojis, que cada vez son más estándar. Solo debemos demostrar que necesitamos el icono, así que toca a todos los usuarios el compartir el icono, fotos, dibujos y lo que sea, que represente la paella. Y para ser más visibles, se ha hecho una convocatoria para la #PaellaEmoji Party.

Operacion-paellaemoji

El 11 de marzo de 9h a 24h comenzará esta fiesta a través de twitter en la que se espera que todos tuiteémos las razones por las que la Paella merece tener su emoji. Todo bajo el hashtag #PaellaEmoji.

Además, para fomentar la participación, Arroz La Fallera premiará al tweet más retuiteado, convirtiendo a ese usuario en el embajador del #PaellaEmoji y ganará un viaje a San Francisco con los gastos pagados.

Esperemos que todo este esfuerzo titánico haga su efecto y al final se consiga crear el #PaellaEmoji.

Por que ahí está le asunto. Todo esto está orquestado por Arroz La Fallera y la agencia valenciana de publicidad La Mujer del Presidente que de una manera hábil han conseguido crear una campaña de contenido muy potente. Han logrado conectar de una forma visceral con el valenciano medio, uniéndolos sin ser intrusivos. Y aunque la marca está presente, esta ha quedado como parte del juego, como impulsora de la iniciativa.

Operacion-paellaemoji

Tendríamos que saber donde nació realmente la idea. O más bien, cuando. Si en diciembre ya estaba la marca detrás, cuando se lanzó el charge.org o si vieron la oportunidad en enero, cuando contactaron con Eugeni. Aunque la verdad es a estas alturas ya no importa demasiado. Lo que es realmente interesante es como nos han engatusado con la historia, nos han hecho seguirla durante semanas y como estamos ansiosos para ver como se resuelve.

Y si de verdad consiguen el emoji, que es la idea, entonces habrán marcado un gol, creando algo real y no solo una campaña de posicionamiento convencional. Habrán demostrado que comprenden la complejidad del valenciano, ese ser que nunca está satisfecho y desacuerdo con nada.

Bueno, nada no, solo con la paella, lleve o no pimentón rojo.

 


 

Enlaces: